La mejor bata de aislamiento en el manejo de infecciones
 
Union Medical
Contáctenos +57 (4) 448 0334  
 

 

 
 
Union Medical / miércoles, 12 de agosto de 2020 / Categorías: Blog

La mejor bata de aislamiento en el manejo de infecciones

La mejor bata de aislamiento en el manejo de infecciones

Las batas de aislamiento son indispensables para el buen manejo de enfermedades infecciosas. Este artículo explica por qué y cómo elegir la bata adecuada.

Estamos acostumbrados a ver las batas médicas como parte de los elementos de protección personal de los profesionales de la salud y del personal sanitario. También, deberíamos habituarnos, a las batas de aislamiento, en entornos de aislamiento hospitalario, como el que obliga la actual pandemia por coronavirus COVID-19.

Las batas son esenciales. Después de los guantes, son el elemento de protección personal de más uso en el sector de la salud en el mundo.

¿Por qué?

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, «El riesgo de contraer infecciones relacionadas con la atención sanitaria es universal y está presente en todos los sistemas y servicios de atención sanitaria del mundo. El personal sanitario es con frecuencia el canal de propagación de tales infecciones a los pacientes que están a su cargo.» (1)

La dimensión del problema es enorme. Las infecciones aumentan las cifras de morbilidad, mortalidad y costo de la atención sanitaria.

Podría interesarte: Coronavirus: cómo restablecer la confianza en la atención sanitaria

La ropa hospitalaria, los dispositivos médicos, las superficies y los residuos son algunos de los objetos más importantes en la cadena de transmisión de infecciones durante la atención sanitaria. Los microorganismos pueden adherirse a los guantes y a la ropa y, si hay salpicaduras o gotículas, el riesgo será mayor.

Una de las formas de controlar y prevenir las infecciones es utilizar batas de aislamiento. Su función no es solo la de servir de barrera entre el paciente y el personal de la salud, sino la de interrumpir la cadena de transmisión a más personas.



Cuando usar batas de aislamiento

Las batas de aislamiento deben usarse siempre que se presuma el riesgo de exposición a un agente infeccioso y, por lo tanto, sea necesario reducir el contacto con el microrganismo para evitar la contaminación.

Durante la atención médica se conocen tres rutas de contacto entre personas y microorganismos responsables de las infecciones:

  1. Por contacto directo o indirecto, es el más común, los microrganismos se transmiten de una persona a otra persona.
  2. Gotas respiratorias, generadas al toser, estornudar o hablar.
  3. Núcleos de goticas en el aire: el agente infeccioso está en el aire que respiramos en forma de pequeñas partículas.

Así, hay pacientes que llegan a la institución con una enfermedad infecciosa y deben ser aislados. Tal es el caso de la actual pandemia por COVID-19.

También, hay pacientes que por su condición o el tipo de tratamiento que reciben, deben ser aislados para evitar procesos infecciosos.

En estos casos, lo recomendable es que los médicos, enfermeras, personal asistencial y visitantes usen batas de aislamiento.



Qué tipos de batas de aislamiento se recomienda usar

Obviamente, la bata de aislamiento por sí misma no ofrece la garantía de evitar la contaminación. Es eficaz cuando hace parte de un protocolo claro y seguro para prevenir y controlar las infecciones.

¿Cuál bata elegir?

Existen diferentes tipos de batas médicas, por ejemplo, la quirúrgica y la protectora. Estarían bien calificadas si dijéramos que estas son de “aislamiento”. También, están los delantales plásticos y los overoles, que se identifican claramente como el EPP preferido en pandemias.

Los materiales varían. Básicamente podemos afirmar que existen las batas descartables o de un solo uso hechas en materiales no tejidos, combinaciones de materiales no tejidos con plásticos y la batas de uso múltiple de telas tejidas como el algodón.

¿Cuál elegir?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan el uso de “una bata adecuada para cada tarea, para proteger la piel y evitar la suciedad o la contaminación de la ropa durante los procedimientos y las actividades de cuidado del paciente cuando se anticipa el contacto con sangre, fluidos corporales, secreciones o excreciones.”(2)

No todas las batas brindan la misma protección. Por lo tanto, es importante definir qué nivel de protección se desea obtener para qué tarea y qué producto puede resolverlo mejor.

Podría interesarte: Cuál es el problema de entrar en contacto con los fluidos de un paciente



Características ideales de una bata de aislamiento

Las batas de aislamiento para atender pacientes en aislamiento hospitalario deben, idealmente, cumplir con estas características:

  1. Ser efectivas como barreras.
  2. Ser repelentes a virus, bacterias, polvo, partículas, escamas de piel o microrganismos.
  3. Permitir la movilidad y actividad del usuario.
  4. Ser cómoda.
  5. Garantizar la impermeabilidad si se requiere que no se traspasen fluidos corporales.
  6. Ser resistente, no rasgarse ni desprender motas.
  7. Ser fácil de poner y quitar.
  8. Tener amarres y cierres seguros.
  9. Ser de baja inflamabilidad.
  10. Inolora.
  11. Permitir fácil almacenamiento.
  12. Tener un costo razonable.

De acuerdo con la tarea que se va a realizar, debe definirse si es necesario una máxima cobertura, de la cabeza a los pies, o simplemente cubrir desde el cuello hasta las rodillas. Si debe ser repelente o repelente e impermeable. La bata de aislamiento debe tener o no refuerzos en ciertas zonas, por ejemplo, los puños, el abdomen y el pecho, donde diversos estudios han encontrado más posibilidades de fugas de fluidos corporales. Estos son buenos ejemplos:

Bata de aislamiento sin refuerzo

Ideal para profesionales de la salud, personal de las instituciones y visitantes en contacto con pacientes aislados.

 

Bata de aislamiento con refuerzos en zonas críticas

Ideal para el personal en contacto con líquidos, fluidos y/o sustancias peligrosas.

 

Bata quirúrgica no estéril

Ideal para el manejo de emergencias de brotes, epidemias y pandemias por enfermedades infecciosas, en urgencias y zonas de aislamiento.

 

Overol de aislamiento

Ideal para la atención médica de enfermedades infecciosas y procedimientos de aislamiento de cualquier persona en contacto con los pacientes aislados.

 

Delantal impermeable

Ideal para la limpieza y desinfección de áreas limpias, centrales de esterilización, urgencias y zonas de aislamiento.



Materia prima

Los agentes infecciosos, bacterias y virus, pueden sobrevivir durante minutos y hasta meses en los elementos de protección personal, dependiendo del tipo de microrganismo, de su tamaño, del material del EPP y de las condiciones ambientales. Algunos mueren en los procedimientos de limpieza, pero otros son más persistentes.

Se ha evidenciado que ciertos materiales son más efectivos en la prevención de infecciones. En el caso de las telas, muchas instituciones de salud están analizando la materia prima de las batas para verificar el poro, la superficie, la torción. Se sabe ya que los poros ordenados son más absorbentes y por lo tanto mejores transmisores de contaminantes. F. Selcen Kilinc, PhD afirma que «físicamente, la longitud y la superficie de la fibra son críticas para las propiedades de barrera de la tela. Las fibras con superficies irregulares / secciones transversales y de longitud más corta son más efectivas para prevenir la transmisión de partículas.»(3) . Este tipo de material es el no tejido.

Las batas de aislamiento descartables o de uso único, ofrecen mejores barreras que las fabricadas en telas tejidas, como el algodón.

En Estados Unidos y algunos países europeos se prefiere el uso de las batas de aislamiento de uso único o desechables. En Latinoamérica, las instituciones han venido tomando conciencia de la importancia de utilizar las batas de uso único, aunque muchas utilizan también batas de algodón y, sin embargo, es evidente que durante la pandemia las batas de aislamiento de uso único han tenido una gran demanda por el nivel de protección que ofrecen.



Disposición final

La discusión sobre la disposición final y el mantenimiento de las batas de aislamiento continúa. Es claro, de un lado está la preocupación por aumentar la protección a los profesionales de la salud y personal sanitario, a los pacientes y a la comunidad en general. Se quiere reducir el riesgo y controlar la enfermedad. De otro lado, se quiere la protección al medioambiente.

Podría interesarte: El gran cambio en el manejo de los residuos biológicos en época de pandemia

En Colombia, el Manual de medidas básicas para el control de infecciones en IPS (2017), indica que «las batas son contaminadas por microorganismos multirresistentes hospitalarios, especialmente en la región abdominal. Debido a este riesgo de contaminación, la bata debería ser de un sólo uso o de uso único.» (4)

Las batas de tela reusable deben lavarse después de ser utilizadas para la atención de un paciente y deben cambiarse por una nueva o limpia para la atención del próximo paciente. Después de 45 o 50 lavadas, según la recomendación del fabricante, deben descartarse, porque ya la barrera no es para nada segura.

Las batas de aislamiento, overoles y delantales de uso único deberán separarse en la fuente como residuos peligrosos infecciosos o de riesgo, para luego desecharlos de acuerdo con la normatividad legal vigente de cada zona.


Las batas de aislamiento de uso único o descartables ofrecen la protección requerida para el personal de la institución en casos de aislamiento hospitalario y para pacientes infectados o en riesgo de contaminación. En todo caso, la institución de salud deberá analizar bien los requerimientos de las batas cada tarea específica y verificar con sus proveedores qué productos resuelven mejor esas exigencias.

 

  1. https://www.who.int/features/qa/hand-hygiene/es/
  2. https://www.cdc.gov/infectioncontrol/guidelines/isolation/index.html
  3. F. Selcen Kilinc Balci, PhD, Isolation gowns in health care settings: Laboratory studies, regulations and standards, and potential barriers of gown selection and use
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4791533/

 


Por Katy Schuth B. – Redactora

Imprimir
Calificar este artículo:
5.0
597

Comentar

Esta forma solicita su nombre, email, dirección IP y contenido de modo que podamos hacer seguimiento de los comentarios. Para más información visite nuestra Política de Privacidad y los Términos de uso allí encontrará más información sobre dónde y cómo son guardados sus datos.
Comentar

Theme picker





 

Últimas entradas

 

RSS

Categorías

 


Email


ventas@um.com.co

Síguenos


Unión Medical en Facebook   Unión Medical en Instagram   Unión Medical en Youtube   Unión Medical en Linkedin  

 

Recibe información de UM - Union Medical

 
Union Medical
Certificaciones UM ISO 13485:2016 y ISO 9001:2015.

INVIMA

CERTIFICADO # 0460. Certificado de condiciones sanitarias dispositivos médicos.

CERTIFICADO # 0477. Certificado capacidad de almacenamiento y acondicionamiento (CCAA) dispositivos médicos.

Decreto 4725 de 2005.

 

Medellín: +57 (4) 448 0334 Bogotá: +57 (1) 211 1879
Envigado: Cl 46 A Sur # 49 - 124. - Sabaneta: Cl 61 Sur # 48 A - 25. - Bogotá D.C: Cl 72 # 9 - 55 Of 702.
ventas@um.com.co   

Unión Medical en Facebook   Unión Medical en Instagram   Unión Medical en Youtube   Unión Medical en Linkedin  

 

© UNION MEDICAL S.A.S Todos los derechos reservados. Medellín, Colombia.

Top