¿Se justifica reducir el riesgo de infección en hemodinamia?
 
Union Medical
Contáctenos +57 (4) 448 0334  
 

 

 
 
Union Medical / domingo, 27 de septiembre de 2020 / Categorías: Blog

¿Se justifica reducir el riesgo de infección en hemodinamia?

¿Se justifica reducir el riesgo de infección en hemodinamia?

Las infecciones asociadas a los procedimientos de hemodinamia se presentan con relativa baja frecuencia. ¿Por qué insistir en reducir aún más el riesgo de IAAS?

Las infecciones asociadas a la atención en salud, IAAS, como consecuencia de un diagnóstico o una intervención hemodinámica son bajas. Se calcula que se presentan con un poco más de frecuencia en procedimientos de electrofisiología, pero la tasa debe ser cercana al 5% (dato aproximado para Colombia).

Si la incidencia de infecciones es de ese orden, ¿se justifica invertir para reducir aún más el riesgo?

Una respuesta más acertada puede encontrarse después de analizar qué riesgos de infección existen y qué protocolos de prevención están funcionando en este tipo de procedimientos.



Protocolos quirúrgicos

Los riesgos de un paciente de hemodinamia son normalmente altos. Edad, diabetes, arteriosclerosis, otras comorbilidades. En general, suelen ser buenos huéspedes de virus, bacterias, parásitos, hongos.

Podría interesarte: Cómo se propagan las infecciones en los hospitales

Además, no siempre los pacientes pueden ser preparados para los procedimientos. Las salas de hemodinamia deben estar listas para atender a los pacientes programados y a los urgentes.

Se observa que, en muchos casos, el protocolo quirúrgico que se utiliza está siendo efectivo:

  • Manejo del paciente con profilaxis con antibióticos.
  • Asepsia de la piel del paciente con clorhexidina.
  • Lavado de manos quirúrgico de cirujano y de instrumentadora.
  • Uso adecuado de los elementos de protección personal para los profesionales de la salud como bata quirúrgica estéril larga y con puño para mejor adherencia, doble guante, gorro y mascarillas (N95 y protector acrílico).
  • Uso correcto de la bata y el gorro para el paciente.
  • Asepsia de los equipos.
  • Labores de limpieza de superficies entre uno y otro procedimiento.
  • Labores de limpieza de la sala al terminar la agenda.
  • Sábanas, protectores de mesas y fundas estériles.
  • Desempeño y calidad del campo quirúrgico, y manejo del campo para no contaminarlo con objetos no estériles.
  • Presencia solo de personal sin problemas de salud.
  • Manejo de residuos.

Las infecciones en intervenciones hemodinámicas se detectan normalmente unos días después del procedimiento. Sin embargo, es claro que, en muchos casos, el proceso comenzó en el sitio quirúrgico, como consecuencia de la invasión o la incisión.

En ocasiones, la infección es superficial. Requiere atención médica, cuidados de la piel, consultas frecuentes hasta que sane el tejido. Pero otras, involucran tejidos profundos. Los agentes infecciosos continúan siendo un gran problema, un gran desafío para los cirujanos hemodinamistas. Una infección en uno de sus pacientes se considera “la peor pesadilla”.

¿Por qué?

Un paciente de hemodinamia infectado es un paciente complejo, que probablemente va a requerir más días de hospitalización, más antibióticos y, posiblemente, otra intervención.

Es decir, un solo paciente infectado al mes, supone un alto costo.

No solo se trata de la vida y la salud del paciente sometido a un mayor riesgo. Se trata también del valor de los equipos y herramientas que se utilizan en estos procedimientos.

Entonces, la valoración del riesgo es simple:

Número de cirugías de hemodinamia
Costo aproximado de cambiar equipos

La cifra puede asustar. Como suelen hacerlo las cifras sobre el costo de las infecciones asociadas a la atención médica en el mundo.

Entonces, ¿se justifica invertir aún más en prevenir infecciones?

Nos atrevemos a decir que sí.

Ahora bien, ¿qué se puede mejorar para reducir aún más estas infecciones?

La mayoría de las infecciones en sitio quirúrgico son prevenibles. En el caso de las hemodinamias el más alto riesgo puede estar asociado a los fluidos, a la sangre. Cuando el sangrado es alto y la sala está equipada con campos quirúrgicos reutilizables que son fabricados en tela tejida o de algodón, el foco de contaminación es claro. Al empaparse, las bacterias presentes naturalmente en la piel del paciente pueden ser arrastradas hacia la incisión y comenzar un proceso infeccioso, que dependerá de las condiciones del paciente, la carga infecciosa y las características nocivas del microorganismo.

Los campos quirúrgicos de uso único o descartables diseñados para procedimientos de hemodinamia disminuyen el riesgo de la contaminación. Tienen fenestraciones para realizar abordajes tanto femorales como radiales y cintas de incisión o adhesivos fáciles de desprender que se adhieren a la piel del paciente. Al sangrar, el fluido queda atrapado en el campo, no traspasa hacia el paciente, ni hacia el cirujano.

Este solo aspecto puede hacer una gran diferencia en los resultados de la intervención.

La evaluación final será: ¿cuántos campos quirúrgicos se pueden adquirir con el valor “¿Y”, el costo aproximado de cambiar equipos en todos los pacientes infectados?

La mayoría de las infecciones en sitio quirúrgico son prevenibles con unas buenas prácticas. Las salas de hemodinamia pueden estar dotadas con campos quirúrgicos y sábanas, reutilizables/tela de algodón o de uso único/descartables. La tela de algodón al impregnarse de sangre inicia un foco de infección de alto riesgo, en cambio, el campo quirúrgico de uso único o descartable absorbe y atrapa el fluido, alejando las bacterias de la incisión. Esta diferencia en la materia prima y su tecnología representa también una mayor ventaja en los resultados que se pueden obtener luego de efectuar procedimiento de hemodinamia con productos de uso único en cuanto a los indicadores de seguridad del paciente y a los resultados financieros de la institución.


Por Katy Schuth B. – Redactora

Imprimir
Calificar este artículo:
5.0
619

Comentar

Esta forma solicita su nombre, email, dirección IP y contenido de modo que podamos hacer seguimiento de los comentarios. Para más información visite nuestra Política de Privacidad y los Términos de uso allí encontrará más información sobre dónde y cómo son guardados sus datos.
Comentar

Theme picker





 

Últimas entradas

 

RSS

Categorías

 


Email


ventas@um.com.co

Síguenos


Unión Medical en Facebook   Unión Medical en Instagram   Unión Medical en Youtube   Unión Medical en Linkedin  

 

Recibe información de UM - Union Medical

 
Union Medical
Certificaciones UM ISO 13485:2016 y ISO 9001:2015.

INVIMA

CERTIFICADO # 0460. Certificado de condiciones sanitarias dispositivos médicos.

CERTIFICADO # 0477. Certificado capacidad de almacenamiento y acondicionamiento (CCAA) dispositivos médicos.

Decreto 4725 de 2005.

 

Medellín: +57 (4) 448 0334 Bogotá: +57 (1) 211 1879
Envigado: Cl 46 A Sur # 49 - 124. - Sabaneta: Cl 61 Sur # 48 A - 25. - Bogotá D.C: Cl 72 # 9 - 55 Of 702.
ventas@um.com.co   

Unión Medical en Facebook   Unión Medical en Instagram   Unión Medical en Youtube   Unión Medical en Linkedin  

 

© UNION MEDICAL S.A.S Todos los derechos reservados. Medellín, Colombia.

Top